Mejoradores del suelo

El suelo agrícola debe ser un suelo fértil, con un alto contenido en materia orgánica. Aunque durante el cultivo se pueden realizar aplicaciones fertilizantes según sus necesidades; el suelo tiene que actuar como reservorio de los nutrientes que en mayor o menor cantidad serán absorbidos por la planta según su importancia para el desarrollo del metabolismo vegetal.

Otros parámetros que hay que mirar para que un suelo pueda ser catalogado como apto para la agricultura son: El pH, la textura y la conductividad eléctrica. Las propiedades del suelo se desgastan a lo largo del tiempo y van mermando sus características por un uso intensivo de cosechas sin aporte de materia orgánica.

Existen diferentes productos JISA que ayudan al agricultor a mejorar las condiciones de su suelo y se pueden agrupar de la siguiente forma:

Otros productos

Bioestimulantes

Nutrición vegetal

Abonos ecológicos

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies