• Fertilizantes orgánicos

    Fertilizantes orgánicos

    Los fertilizantes orgánicos poseen diferentes acepciones en función del país que los regule. Los hay por ejemplo que entienden por fertilizantes orgánicos, aquellos abonos que pueden ser empleados en agricultura ecológica de acuerdo con determinadas normativas internacionales y certificados por empresas externas acreditadas. También los que lo definen como fertilizantes cuyos nutrientes son contenidos en un material orgánico ya sea de origen animal o vegetal, en los que los principales nutrientes están químicamente enlazados o forman parte de estas matrices orgánicas. En el caso de la normativa española, contempla que un fertilizante orgánico es un producto cuya función principal es aportar nutrientes para las plantas, los cuales proceden de materiales carbonados de origen animal o vegetal.

    Fertilizantes orgánicos

    Fertilizantes orgánicos

     
    Jiloca Industrial, S.A. (JISA) fabrica diferentes formulados de abonos orgánicos. Marcas como Molex (abono orgánico NK líquido de origen vegetal), Humivita 45-25 (enmienda orgánica húmica sólida procedente de leonardita) ó el abono especial orgánico Fulvin 40-22 (abono órgano mineral NPK líquido) son un claro ejemplo de ellos.

    El verdadero interés de aplicar fertilizantes orgánicos en los cultivos es la incorporación de materia orgánica ya que las extracciones de los cultivos con las cosechas y rastrojos, la meteorología con la mineralización, etc. hacen disminuir los niveles de materia orgánica de los suelos, por lo que es necesario reponerla.

    Diferencia entre abonos orgánicos y enmiendas orgánicas

     
    Si bien los dos tipos de productos aportan materia orgánica, no tienen la misma función a la hora de aportarlos a los cultivos.

    Las enmiendas orgánicas su principal función no es el aporte de nutrientes de origen orgánico como en los fertilizantes orgánicos, sino mejorar las propiedades físicas, químicas o biológicas del suelo. Dicho de otra manera, no precisan contener nutrientes minerales en cantidades significativas, pues lo importante es el aporte de materia orgánica.

    Fertilizante orgánico líquido

    Propiedades de los abonos orgánicos

     
    Las propiedades (que actúan en el suelo) de los abonos orgánicos se pueden agrupar en: propiedades físicas, químicas y biológicas.

    • Propiedades físicas de los abonos orgánicos. Mejora la estructura y textura del suelo, haciendo más ligeros a los suelos arcillosos y más compactos a los arenosos; por ser de color oscuro, sobre la superficie del suelo absorbe más las radiaciones solares, con lo que el suelo adquiere más temperatura y sus consiguientes ventajas; mejora la permeabilidad del suelo e influye en el drenaje y aireación de éste; aumenta la retención de agua en el suelo tras una lluvia o riego…
    • Propiedades químicas de los abonos orgánicos. Aumenta el poder tampón del suelo y en consecuencia, reduce las oscilaciones de pH de éste; también aumenta la fertilidad general del suelo gracias a su capacidad de intercambio catiónico de este…
    • Propiedades biológicas de los abonos orgánicos. Favorecen la aireación y oxigenación del suelo; una mayor actividad radicular y actividad de los microorganismos aerobios; constituyen una fuente de energía para los microorganismos, por lo que se multiplican rápidamente…

     

     ¿Todos los fertilizantes orgánicos pueden emplearse en agricultura ecológica?

     
    No todos los fertilizantes orgánicos pueden emplearse en agricultura ecológica. Para ello deben de estar formulados mediante unos protocolos adecuados y contar con el reconocimiento de una empresa certificadora autorizada.

    Los fabricados JISA Molex (abono orgánico NK líquido de origen vegetal) y Humivita 45-25 (enmienda orgánica húmica sólida procedente de Leonardita) por ejemplo, son productos aptos para agricultura ecológica según el Reglamento (CE) Nº 889/2008 de la Comisión del 05 de Septiembre de 2008.

    Deje una respuesta →

Deje una respuesta

Cancelar respuesta